La FDA pide que se relajen las restricciones a la donación de órganos impuestas desde hace tiempo a gays y bisexuales

El gobierno federal flexibiliza las normas de donación de órganos y sangre para hombres homosexuales y bisexuales, pero se mantienen las restricciones a la donación de tejidos

En los últimos años, el gobierno federal ha introducido importantes ajustes en las normas que permiten realizar donaciones de órganos y sangre de forma segura, especialmente en el caso de los hombres que mantienen relaciones sexuales con otro hombre. Los cambios de 2020 y 2023 reducen las restricciones para este colectivo, lo que se considera un paso adelante. Sin embargo, se mantienen las restricciones a la donación de tejidos, lo que ha causado preocupación y frustración entre muchos defensores, legisladores y organizaciones.

La organización de donantes es un término global que abarca desde el ojo humano hasta la piel y los ligamentos. En concreto, los defensores que trabajan para eliminar las barreras a la donación de córneas dicen sentirse frustrados porque la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no ha atendido su llamamiento. Los grupos llevan años pidiendo a la FDA que acorte el periodo de aplazamiento de cinco años a 90 días, lo que significaría que un hombre que mantenga relaciones sexuales con otro hombre podría donar tejidos siempre que no volviera a mantener relaciones sexuales en los tres meses siguientes.

Sheryl J. Moore es una de las más firmes defensoras de la flexibilización de las restricciones. Ha sido una defensora desde la muerte de su hijo de 16 años en 2013. Los órganos internos de su hijo AJ han sido donados con éxito a siete personas, pero sus ojos fueron rechazados por una pregunta planteada por la red de donantes: "¿Era AJ gay?".

Moore y el médico de Colorado Michael Puente Jr. han lanzado una campaña llamada "Legaliza los ojos gay", que ha atraído la atención de organizaciones nacionales de oftalmología y legisladores. Puente señala que las actuales directrices para donantes son absurdas, teniendo en cuenta los avances en la detección del VIH para posibles donantes. Subraya que los homosexuales pueden donar un corazón entero para trasplante, pero no sólo una válvula cardiaca, lo que en esencia supone una prohibición absoluta.

Estas políticas se establecieron originalmente hace 30 años como medio de prevenir la propagación del VIH. Sin embargo, a medida que la ciencia ha ido avanzando, se ha cuestionado el fundamento de estas políticas. Los defensores del cambio de estas políticas argumentan ahora que son innecesarias y discriminatorias porque se centran en grupos específicos de personas en lugar de en comportamientos específicos que se sabe que aumentan el riesgo de contraer el VIH.

A pesar de que el Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA tiene en su agenda cambios en la guía de tejidos desde 2022, no se ha tomado ninguna medida hasta la fecha. Esta tardía respuesta ha provocado la ira de los legisladores que creen que la actual política de aplazamiento perpetúa el estigma de los hombres homosexuales y abogan por una evaluación individualizada del riesgo.

En su respuesta, la FDA afirmó que, aunque el riesgo absoluto de transmisión del VIH como consecuencia de la cirugía ocular parece ser pequeño, el riesgo relativo sigue existiendo. La agencia subrayó que revisa periódicamente el cribado y las pruebas de los donantes y determina qué cambios son apropiados en función de la tecnología y la evolución de los conocimientos científicos.

Sin embargo, muchos siguen queriendo ver más avances y cambios para eliminar barreras innecesarias a las organizaciones de donantes homosexuales y bisexuales masculinos y garantizar que todas las personas tengan la oportunidad de salvar vidas mediante la donación.

tendencia de moda

Últimas noticias

es_ESEspañol