La fiscalía de San Francisco solicitará un nuevo juicio por la muerte de Steven Escalon

San Francisco volverá a juzgar el asesinato de un peluquero gay en 2012; la condena original fue anulada

En San Francisco, un caso que ha conmocionado a la comunidad está a punto de ser juzgado de nuevo. Se trata de un hombre llamado James Rickleffs, acusado en 2012 de esclavizar, asesinar y robar a un peluquero gay, Steven "Eriq" Escalon. El caso ha atraído una amplia atención pública no solo por su brutalidad, sino también por la anulación de la condena del juicio por parte del Tribunal de Apelaciones el año pasado, que ha vuelto a estar en el candelero.

Según un informe del Bay Area Reporter, en la madrugada del 12 de junio de 2012, Ricklefs, que entonces tenía 57 años, mató y robó a Escalon en su piso de Diamond Heights.En 2019, Ricklefs fue condenado a entre 50 años y cadena perpetua. Sin embargo, el Tribunal de Apelación del Primer Distrito de California, División 5, anuló esas condenas en octubre pasado, citando una falta de intención clara de matar, desafíos a los resultados de toxicología de laboratorio y una falta de datos de apoyo originales en el informe.

El tribunal, en una decisión redactada por el juez Mark B. Simons, redujo la condena por asesinato en primer grado a homicidio involuntario y dio a los fiscales la opción de aceptar la condena por el cargo menor o volver a juzgar a Ricklefs por el cargo de asesinato en primer grado. La condena por robo se redujo a hurto menor, y el fiscal tuvo la opción de volver a juzgarlo por el cargo y la condena originales.

Randy Quezada, director de comunicaciones de la fiscal del distrito de San Francisco Brooke Jenkin, dijo en un correo electrónico que están "listos para proceder" con el nuevo juicio. Esto indica que la fiscalía sigue firme en el caso y está dispuesta a llevar de nuevo a Ricklefs ante los tribunales.

Según los informes, Ricklefs, que afirmaba ser heterosexual, afirmó que Escalon era un participante voluntario y que le habían pagado por tomar fotografías de un Escalon atado. Dijo que la muerte de Escalon fue un accidente y que robó el ordenador portátil porque le entró el pánico y quería ocultar pruebas de sus actividades juntos.

Este caso no sólo pone de relieve los retos a los que se enfrenta el sistema judicial en la tramitación de casos complejos, sino que también refleja la preocupación de la comunidad por la violencia contra los miembros de la comunidad homosexual. A medida que avance el nuevo juicio, la opinión pública volverá a centrarse en este caso con la esperanza de que se haga justicia.

tendencia de moda

Últimas noticias

es_ESEspañol