[Tu / Mi visión del desfile] Crueldad - Vincent

Escrito por: Vincent, 27 Octubre 2012

prólogo

En este artículo entrevistamos a Vincent, un deportista gay con discapacidad, al que se puede ver en muchas ocasiones, ya sea en silla de ruedas o con bastón. Como cree firmemente en la necesidad de "existir", considera que debe destacar para que todo el mundo vea la existencia de las personas gays con discapacidad, así que desde 2008 Vincent utiliza el nombre de "Disabled Kid" para pedir a las personas gays con discapacidad que se unan a la marcha, y su participación personal en la marcha se remonta incluso a la primera marcha. Su participación personal en la marcha se remonta incluso a la primera marcha. En los últimos años, Vincent también se ha convertido en el guía principal de la Marcha de la Discapacidad, con la esperanza de que la energía que ha adquirido en la Marcha le permita ayudar a que se vea a más gente.

texto principal (a diferencia de las notas a pie de página)

En realidad, mi autoidentificación fue tardía. Hasta los 29 años no me identifiqué finalmente como gay. Antes de eso, estuve atrapado en la parte de mi vida relacionada con la discapacidad durante gran parte de mi vida. Ni siquiera podía superar mi discapacidad, y no tenía valor para pensar en las otras partes de mi género porque tenía problemas en mi vida, y me resultaba muy difícil ir a la escuela, y en aquella época no había un entorno accesible en absoluto. Hasta los 29 años no acepté realmente mi discapacidad y dejé a un lado mi discapacidad y mi baja autoestima, ¡y pude vivir con ello!

Casualmente, ese año también me enamoré de mi colega masculino, un muy buen amigo. Cuando por fin reconocí que era gay, me sentí realmente muy feliz, por fin sabía quién era. No pasé por la parte en la que tenía miedo de ser gay, porque no era nada comparado con mi discapacidad, porque la parte de la discapacidad era algo con lo que nunca podría lidiar en mi vida, por muy optimista que fuera, no podría superar los inconvenientes físicos, y sabía que tendría que tumbarme en el suelo y ser enterrado en la tierra antes de poder despedirme de mi discapacidad.

Cuando empecé, no sabía mucho sobre terminología gay, como #1 y #0. En 1984 o 1985, empecé a hacer una unidad gay en la radio, ¡e incluso fui a un libro honesto sobre género recién inaugurado! Pero también me metí en el movimiento LGBT gracias a la radio, y empecé a participar en la primera marcha en 2003. En aquel momento, sólo hacía un programa y seguía la marcha para hacer entrevistas, pero a partir del año siguiente, participé en los preparativos de la marcha unas cuantas veces, y casi todos los años participé en la marcha. El recorrido de la primera marcha fue corto, pero me dejó una profunda impresión. Era la primera vez que veía a tantos gays y lesbianas, y algunos iban disfrazados, pero sentí que volvía a casa, y el cielo de mi casa era tan grande, era una sensación muy cómoda.

Cuando empecé a formar un equipo cuando trabajaba en el programa de radio "Real Cool Kids", pedía a mis amigos que no habían salido del armario que se unieran a mí, y eso me producía una gran sensación de logro, porque al año siguiente ¡corrían más rápido que nadie sin que yo tuviera que decírselo! Independientemente de que la gente de mi círculo considere la marcha como un movimiento o como un carnaval, a mí me parece bien. Un movimiento es necesario, está relacionado con los derechos y los intereses, y hay que luchar por ello a través de la legislación, pero hay que tener el poder suficiente para provocar cambios; mientras que un carnaval es en realidad un color protector, para muchas personas que no han salido del armario, participar en la marcha les hará sentirse felices, y los beneficios de esto pueden enconarse en gran medida, ¡y cambiar a mucha gente! Gritar eslóganes durante un día puede no cambiar nada, pero aportará grandes beneficios a los grupos étnicos, porque una vez que hayan participado en el desfile, seguirán queriendo volver, y el desfile les hará sentirse a gusto, aunque sólo sea un día al año, pero después de mucho tiempo, pensarán: "¿Por qué puedo sentirme a gusto un día al año, pero no un mes? Entonces aparecerán los beneficios. En los últimos diez años, los beneficios de la marcha han sido sutiles, cuando escuchas y observas durante mucho tiempo, pensarás que yo también puedo intentar dar ese paso, con tal de que alguien lo dé una vez, seguro que se vuelve adicto, nunca he conocido a nadie que se niegue a volver a marchar. (Risas)

Algunos piensan que la marcha es buena para hacer deporte y esperan que sea como un carnaval, yo creo que deberiamos formar un equipo para participar en ella. Los que quieran participar en un carnaval también deberían salir. Siempre he valorado la "presencia", si sientes que lo que hacen los demás no te representa, deberías salir y representarte a ti mismo, y se reunirá gente con el mismo concepto que tú, y habrá mucha gente que quiera participar en un carnaval, y el desfile se transformará. Puedo apostar a que dentro de diez años los mítines se convertirán definitivamente en carnavales, no importa que sea mi propia imaginación o que me base en experiencias en el extranjero, pero creo que debería haber dos vías para el mismo movimiento, una para la vida y otra para el deporte, y no quiero que sea ni un carnaval ni un acontecimiento deportivo. Los carnavales son más propensos a atraer a personas que no están de acuerdo con la homosexualidad y pueden infectar a la sociedad, así que nunca he negado los carnavales, pero el movimiento tiene que seguir existiendo porque, al fin y al cabo, tenemos que volver al plano político para luchar por nuestros derechos. Espero que

Sin embargo, los carnavales son inevitables, y la financiación es una consideración realista, ya que debe haber fondos para apoyar el mantenimiento de los deportes, y esta es la realidad, y creo que seguramente podremos encontrar una manera de ocuparnos de ambas cosas.

El lema de los mítines pasados es "El arco iris tiene suficiente poder", y cada vez que me pongo ese vestido, ¡siento que todo mi cuerpo tiene poder! A menos que tenga algo que hacer, iré al Club Hotline y al Gay Pride Rally. Voy allí para absorber la energía, y el ambiente es estupendo, y todos los años aprovecho para reponer fuerzas y compensar la energía del movimiento. Sobre todo si eres deportista, cuanto mayor te haces, ¡más importante es participar! Debido a que la energía siempre se agotará, como la línea directa ha estado en la paga será muy cansado, si no hay alguna sensación durante mucho tiempo será cansado, como sé que un montón de gente que solía participar en los deportes, mucho tiempo no va a continuar, la fatiga todavía puede ser hacia abajo para tomar un descanso, algunas personas no lo tocan en absoluto, siempre me he preguntado ¿por qué? Me he preguntado por qué, ¿es porque no puedo absorber la energía para seguir adelante?

Cuando participé en algunos deportes en la comunidad gay, pensé que debía volver y buscar a mis compañeros discapacitados, pero no esperaba que esto desembocara en el Desfile de los Discapacitados, que se celebró por primera vez en 2010 y por segunda vez el año pasado, lo que fue un efecto inesperado; y también creé la Organización de Niños Discapacitados, que era un grupo de niños discapacitados, que en realidad llevo probando desde 2008 con la esperanza de hacer ver a otras personas que hay chicos del agua, así como niños muy discapacitados en la comunidad gay. Llevo intentando utilizar el término "lisiados" desde 2008 con la esperanza de hacer ver a los demás que hay water boys en la comunidad gay, así como lisiados muy crueles. Siempre he creído en el concepto de "existencia". Cuando no te atreves a salir del armario, seguro que te ignoran o te descuidan en el grupo. Algunas personas pueden tener o no la intención de hacerlo, y cuando no te ven, ¿cómo puedes pedir a otras personas que te reconozcan o te ayuden? ¿Cómo puedes pedir a los demás que te afirmen o te ayuden cuando no te ven? Porque tú mismo no estás dispuesto a salir del armario.

Por eso quiero crear una sociedad para niños discapacitados, que es una combinación de muchas cosas sobre mi discapacidad y mi identidad gay. Si no hago el movimiento de la discapacidad, la sociedad puede pensar que el gobierno ya ha dado mucho a los discapacitados, pero en realidad no es cierto, muchas cosas no son adecuadas y no se pueden utilizar, y algunas de las ayudas sociales son todas iguales, e incluso hay algunas personas a mi alrededor que no pudieron ir a la escuela desde jóvenes por su condición física. Esta es la parte de la discapacidad. Volviendo a los camaradas, si los discapacitados no aparecen en los grupos de camaradas, la gente pensará que no hay camaradas discapacitados, pero el problema es que los hay absolutamente, al menos yo estoy aquí, debería salir, no debería estar ausente, tengo que salir para que me vean, la sensación de salir no es buena, también envidio el cuerpo del chico del agua, sé que es imposible que lo consiga, pero sé que no puedo echarme atrás.

es_ESEspañol